¿ES POSIBLE AHORRAR EN TU VIVIENDA O LOCAL COMERCIAL?

Del mismo modo que al comprar un electrodoméstico que se exige saber cuánto consume, para comprar o alquilar una vivienda o local comercial, ya es obligatorio exigir el certificado energético del inmueble, un documento muy útil para los propietarios, pues éste nos indica cuánto de eficiente es el espacio que se va a habitar, así como las medidas de mejora que aporta el certificador energético tras su estudio y que pueden proporcionar al inmueble un ahorro energético considerable.

Las medidas más comunes para conseguir una mejor calificación energética, suelen ser el cambio de las ventanas por otras más aislantes o el cambio de la instalación de producción de agua caliente, pues son las más efectivas a corto plazo y con relativamente poca inversión. La solución óptima siempre pasa además por aislar bien las fachadas y cubiertas, obteniendo hasta un ahorro del 60% en el consumo de energía, que se traduce en un importante ahorro económico, y mucho más tras las continuas subidas del precio de la energía.

Para todo ello, si no se dispone del certificado energético y se quiere ahorrar en el inmueble, es muy importante asesorarse con un técnico calificado, pues estudiará como funciona energéticamente el espacio que se va a habitar y proporcionará las medidas de mejora más precisas con la mínima inversión. Una inversión que además puede estar subvencionada hasta 5.000€ por vivienda o local comercial, gracias a las últimas ayudas en rehabilitación que se pueden solicitar hasta el 31 de mayo.

¡Ahora es el momento de rehabilitar energéticamente tu edificio!

¡No dejes pasar esta oportunidad!